Justificación

La Superintendencia de la Economía Solidaria ha determinado que la implementación del Sistema de Administración del Riesgo Operativo (SARO) es obligatoria para las cooperativas de ahorro y crédito, así como para las organizaciones solidarias multiactivas e integrales con sección de ahorro y crédito vigiladas.

Esta decisión se basa en la necesidad de fortalecer la gestión de riesgos en el sector solidario y asegurar el cumplimiento de estándares regulatorios que promuevan la estabilidad y sostenibilidad de estas organizaciones. La obligatoriedad del SARO se extiende a otras organizaciones solidarias vigiladas en función de su tamaño, actividades y impacto en el sector, garantizando una gestión efectiva de los riesgos operativos y una adecuada supervisión por parte de la Superintendencia.

Se destaca esta Funcionalidad

  • Cumplimiento del numeral 3.1 etapas del sarlaft
  • Seguimiento permanente y en cualquier lugar a los riesgos inherentes y residuales
  • Capacitación permanente en temas relacionados con sarlaft